Estrategia fiscal

1. INTRODUCCIÓN

1.1. Contexto
El Consejo de Administración Cellnex Telecom, S.A. (en adelante, “Cellnex” o “el Grupo Cellnex”) es el máximo órgano de representación de la entidad, responsable de la dirección, administración, gestión y control del negocio.

En el ejercicio de tales funciones y en cumplimiento de las disposiciones previstas en la  Ley de Sociedades de Capital, tiene la facultad indelegable de determinar la estrategia fiscal de la Compañía.

Por ello, el presente documento supone el reconocimiento de la importancia que tiene para el Grupo la adopción de las prácticas de buen gobierno corporativo previstas en la normativa, determinando por medio del mismo los compromisos, principios y pilares fundamentales que constituyen la estrategia fiscal del Grupo Cellnex.

1.2. Objetivo
De acuerdo con lo expuesto, el objetivo de la presente estrategia fiscal consiste en establecer las directrices fundamentales por las que se regirán las decisiones y actuaciones del grupo Cellnex en materia fiscal, de  manera global y en conformidad con la normativa aplicable en los distintos territorios y países en los que opera.

1.3. Alcance
La estrategia fiscal del Grupo Cellnex se aplicará a todas las sociedades controladas por el mismo, con independencia de su localización geográfica.

Asimismo, la estrategia fiscal resultará de aplicación a todas las obligaciones de naturaleza fiscal a las que se encuentre sometido el Grupo, tales como los impuestos directos sobre las ganancias corporativas, impuestos indirectos e impuestos sobre los rendimientos del trabajo, mobiliarios e inmobiliarios y demás obligaciones tributarias, así como a todas a aquellas obligaciones de registro e información que existan respecto a las mismas.

1.4. Destinatarios
La presente estrategia fiscal es formulada y aprobada por el Consejo de Administración de Cellnex Telecom, S.A. y resulta de especial relevancia para las distintas direcciones de negocio y organizativas, así como para el Departamento Fiscal.

Adicionalmente, el Grupo divulgará y pondrá en conocimiento de los empleados, accionistas o cualquier persona interesada la presente política, así como cualquier modificación que en la misma se produzca.

2. ESTRATEGIA FISCAL

2.1. Visión general
La estrategia fiscal del Grupo Cellnex se articula a partir del principio fundamental del cumplimiento normativo, consistente en atender debidamente las obligaciones fiscales a las que el Grupo está sujeto en los distintos territorios y países en los que opera, fomentando, a su vez, una relación con las Administraciones y Autoridades Tributarias basada en la transparencia, buena fe, lealtad y confianza mutua.

Dicho principio básico, de respeto y cumplimiento de las normas fiscales, debe conjugarse adecuadamente con la consecución del interés social y la generación de valor para el accionista, evitando riesgos e ineficiencias fiscales en el ejercicio de sus decisiones de negocio.

De este modo, la estrategia fiscal del Grupo Cellnex se desarrolla con el propósito de apoyar la estrategia del negocio, y se encuentra alineada con la misión corporativa, consistente en la generación de valor a la sociedad, clientes y accionistas, con una gestión innovadora, eficiente, neutral y de calidad en la prestación de servicios de redes compartidas e infraestructuras de telecomunicaciones a través de la ilusión y el desarrollo de nuestro equipo de colaboradores.

2.2. Principios de actuación en materia tributaria
Atendiendo a los principios corporativos que han sido descritos, las actuaciones del Grupo Cellnex concernientes a la gestión de los asuntos fiscales tendrán por objetivo:

  1. El cumplimiento de las normas tributarias en los distintos países y territorios en los que opera el Grupo, satisfaciendo los tributos que resulten exigibles y atendiendo los requerimientos de información necesarios de acuerdo con el ordenamiento jurídico.
  2. La adopción de decisiones en materia tributaria sobre la base de una interpretación razonable de la normativa aplicable y en estrecha vinculación con la actividad del Grupo.
  3. Fomentar prácticas encaminadas a la prevención y reducción de riesgos fiscales significativos, incluidos los reputacionales, velando porque la generación de beneficios guarde una relación adecuada con la estructura y ubicación de las actividades, los medios humanos y materiales y los riesgos empresariales del Grupo.
  4. Trasladar a los órganos de decisión la información sobre las principales implicaciones fiscales de las operaciones o asuntos que se sometan a su aprobación, cuando constituyan un factor relevante para formar su voluntad.
  5. La concepción de los tributos que las sociedades del Grupo satisfacen en los países y territorios en los que operan como la principal aportación al sostenimiento de las cargas públicas y, por tanto, una de sus contribuciones a la sociedad.
  6. Velar porque cualquier operación con trascendencia fiscal responda a motivos comerciales y de negocio, sin perjuicio que en la consecución de tales objetivos se persiga la eficiencia en el terreno fiscal
  7. No operar en paraísos fiscales con la finalidad de eludir las obligaciones fiscales que de otro modo resultarían aplicables, así como evitar la utilización de estructuras, procesos o sistemas de carácter opaco y/o artificioso, con finalidades principalmente tributarias, diseñadas con el propósito de impedir el conocimiento, por parte de las administraciones tributarias, del responsable final de las actividades o el titular último de los bienes o derechos implicados.
  8. Realizar una gestión fiscal responsable respecto de la generación y uso de los intangibles, velando porque su localización esté conectada a razones de originación y empresariales, y su cesión responda a motivos económicos y bajo remuneraciones acordes a principios de libre concurrencia.
  9. Facilitar la información y documentación con trascendencia fiscal que soliciten las Administraciones Tributarias competentes, en el menor plazo posible y con el alcance debido, a los efectos de reducir las áreas de incertidumbre.
  10. Fomentar la implantación en la empresa de todas aquellas buenas prácticas fiscales que conduzcan a la reducción de posibles áreas de incertidumbre significativas y a la prevención de conductas susceptibles de generarlas.

 

3.  GOBIERNO

3.1. Gobierno
El Consejo de Administración de Cellnex, S.A. es conocedor de que en el conjunto de sus responsabilidades se incluyen de manera indelegable las siguientes facultades, constitutivas y definitorias del marco del gobierno fiscal corporativo del Grupo:

  • La determinación de la estrategia fiscal de la compañía.
  • La determinación de la política de control y gestión de riesgos, incluidos los fiscales, y la supervisión de los sistemas internos de información y control.
  • La aprobación de las inversiones u operaciones de todo tipo que por su elevada cuantía o especiales características, tengan carácter estratégico o especial riesgo fiscal, salvo que su aprobación corresponda a la junta general.
  • La aprobación de la creación o adquisición de participaciones en entidades de propósito especial o domiciliadas en países o territorios que tengan la consideración de paraísos fiscales.
  • La aprobación de cualquier transacción análoga que, por su complejidad, pudiera menoscabar la transparencia de la sociedad y su grupo.

Dentro de las funciones de la Comisión de Auditoría y Control está incluida la supervisión de la eficacia de los sistemas de control y gestión de riesgos fiscales.

3.2. Estructura y organización
La gestión del gobierno fiscal de Cellnex atenderá a las siguientes directrices:

  • La Comisión de Auditoría del Grupo Cellnex será el órgano responsable de la revisión periódica de la presente Política, formulando al Consejo de Administración las observaciones o propuestas de modificación y mejora sobre la misma que considere oportunas, a partir de las bases establecidas en los Estatutos Sociales y de conformidad con la normativa que resulte de aplicación en cada momento.

Asimismo, corresponderá a la Comisión de Auditoría supervisar la aplicación de la presente Política, evaluando periódicamente su eficacia y adoptando las medidas adecuadas para su adecuado funcionamiento, informando de ello al Consejo de Administración.

  • El Departamento Fiscal velará el cumplimiento de la normativa fiscal vigente y de los citados principios mediante el establecimiento de los mecanismos de control y las normas internas necesarias. A estos efectos, contará con los medios humanos cualificados, materiales y funcionales que resulten necesarios para la consecución de los objetivos perseguidos por el presente documento.

Dentro de sus competencias, el departamento fiscal prestará asesoramiento al Consejo de Administración, así como a todas las unidades organizativas del Grupo en toda decisión con trascendencia fiscal, solicitando la opinión de un experto independiente en caso de que resultase necesario.

  • Por su parte, todas las unidades organizativas y de negocio deberán velar por el cumplimiento de esta política en los ámbitos bajo su responsabilidad que puedan tener implicaciones tributarias, informando y consultando sobre aquellas acciones y operaciones que puedan tener trascendencia fiscal.


Related content